Vivimos tiempos de cambio. Ni Costa Rica ni ningún otro país miembro de Front Consulting International – FCI se escapa de la pandemia y tampoco se escapan sus empresarios de vivir tiempos en los cuales es necesario ver, con especial atención, los elementos que constituyen las amenazas a su dinámica de negocio.

Indiscutiblemente hay ejes horizontales que son, hoy en día, una nueva forma normal de desarrollar nuestras empresas, como lo son la transformación digital y los protocolos sanitarios. No será este artículo en el que nos referiremos a ambos ejes, no porque los pretendamos obviar, sino porque han sido y serán temas de desarrollo por parte de otros de mis socios de FCI. Pero sí debo hacer especial llamado a usted, lector de este artículo, por la importancia de entender esta nueva normalidad basada en estos dos ejes horizontales para todos los procesos y procedimientos de su organización.

Debemos además aceptar que hay un grupo pequeño de industrias favorecidas con la demanda de productos y servicios que, por la misma dinámica comercial o sanitaria, tienen la oportunidad de generar una mayor cantidad de ingresos con la posibilidad de generar mayores utilidades para su organización. Hablamos de servicios y productos de uso médico como mascarillas, guantes, ropa especializada, empresas de sanitización y, por supuesto, negocios de primera necesidad relacionados con alimentos y bebidas, supermercados y tiendas de conveniencia, así como formatos de entregas puerta a puerta o para llevar.

De igual manera, hay grandes afectados en el desarrollo de sus empresas: agencias de viajes, aerolíneas, el sector turismo y todos los empleos que se encadenan de su operación, así como la venta y alquiler de vehículos, por mencionar algunos grandes perjudicados, junto a artistas en todas sus manifestaciones culturales y todos los encadenamientos de eventos masivos están hoy buscando opciones de reinvención.

Pero, ¿a qué nos lleva toda esta nueva realidad de 2020? Ese es el principal enfoque que queremos compartir el día de hoy con todos los seguidores de Franquicia Directa y FCI en toda Iberoamérica.

Queremos entonces darle cuatro consejos muy puntuales a aquellos empresarios que siguen luchando y decidiendo cómo acercarse a la toma de decisiones más cercanas al éxito el día de hoy:

  • Es tiempo de fortalecer su empresa. Esto implica trabajar en el corazón de su negocio. La revisión del plan estratégico de su empresa, de su franquicia y de su concepto de negocio, es el paso inicial para trabajar en ese proceso de mejora constante que le permite a las empresas alargar su ciclo de vida de manera eficiente y rentable. Y acá debemos involucrar a personas escogidas con especial atención, desde consultores hasta líderes empresariales, con aptitudes especiales que le permitan a la estructura de mando de la empresa tomar en cuenta sus opiniones, respecto a los elementos críticos del negocio. Es tiempo de líderes empresariales que guíen a su capital humano en la dirección que apunte a que la empresa sea más fuerte y que cuide con especial atención sus activos y sus pasivos.
  • Es tiempo de cuidar con especial austeridad el flujo de caja de la empresa. El manejo cuidadoso del flujo de caja, si bien es cierto que siempre ha sido uno de los puntos más críticos del manejo de la empresa, merece de la atención constante, diaria, y por períodos durante el día, de tal manera que tengamos la información veraz y oportuna de la generación de ingresos, así como del control de gastos. Serán sin lugar a dudas estos indicadores, uno de los cuatro elementos esenciales a controlar eficientemente para no solamente sobrevivir en primera instancia, sino también para encontrar espacios de mejora en el margen que nos permita subsistir y generar utilidades para poder cumplir con las metas de la organización.
  • Es tiempo de cuidar, con investigación de mercado constante, semana a semana y día a día, los elementos necesarios para tomar las decisiones de la manera más oportuna posible, sabiendo que se está más cerca de tomar decisiones acertadas, entre más acertada sea la información analizada tanto de la operación de la empresa, como de su entorno. Son especialmente necesarios los elementos que, sin depender de la empresa, la impactan, tanto negativa como positivamente. Las políticas económicas gubernamentales, bancarias, gremiales, tanto los elementos que son limitantes para la empresa como los que generan oportunidades de mejora, relacionados a las políticas de apoyo y soporte empresarial, deben ser analizadas permanentemente. La crisis sanitaria decanta una crisis económica que al día de hoy no muestra un solo país en Iberoamérica que presente crecimiento en sus parámetros económicos y sociales. Todos los indicadores económicos y sociales que tenemos a disposición muestran una realidad que no podemos obviar. Es necesario el análisis constante y sobre este análisis estar tomando las decisiones que equilibren de la mejor manera la operación de la empresa.
  • No hemos escrito cuatro consejos empresariales en orden de importancia ascendente o descendente. Simplemente son la visión del autor, basados en su lectura de la situación de las empresas al día de hoy. Este último consejo está enfocado en el capital humano. Este artículo ha sido escrito por un miembro de FCI quien no solamente es consultor de negocios y franquicias, sino también miembro de varias juntas de administración de empresas pequeñas en Costa Rica, viviendo día a día la realidad humana, familiar y de los equipos de trabajo que luchan por hacerle frente de la mejor manera a las necesidades personales y empresariales. Todos necesitamos trabajar. Todos necesitamos ser conscientes de la importancia de la salud física, pero también de la salud mental y espiritual de sus equipos de trabajo, que generará un impacto real en la salud empresarial. Ninguno de los empresarios en nuestra región se puede sentir feliz si gracias a la riqueza que ha acumulado por su esfuerzo y el de sus equipos de trabajo, logra aislarse y pensar en que solo va a sobrevivir con su núcleo familiar aislado de sus equipos de trabajo, dejándolos en el camino. Estamos claros en que muchos empleos se van a perder, pero los empresarios debemos hacer un esfuerzo especial por sacrificar un porcentaje de las utilidades que no ponga en riesgo la supervivencia de la empresa, con tal de impactar con un salario más y otro más y otro más los puestos de empleo que puedan ser otorgados en nuestras organizaciones. Una sociedad en época de crisis necesita más y mejores líderes empresariales luchando por sus equipos de trabajo para mantener de la manera más sana posible el desarrollo de nuestras empresas, impactando una sociedad más sana. Porque con hambre las sociedades se enferman y terminan afectando e infectando la operación ideal de las empresas. Es tiempo de crisis, es tiempo de grandes líderes empresariales, es tiempo de grandes equipos de trabajo enfocados en la salud de sus miembros y de toda la empresa. Es tiempo de luchar por la salud económica y social de los países de Iberoamérica.

Fuente: Juan Carlos Fallas Muñoz de FCI Costa Rica (Front Consulting International)

Fuente: https://www.franquiciadirectalatam.com/notas-prensa/tiempo-de-una-gran-crisis-tiempo-de-grandes-lideres-empresariales

Abrir chat