con Marcel Burgos, titular de MARCEL CALZADOS y además presidente de la Cámara Uruguaya de Franquicias, presentó a Yessica Svedov y a Verónica Colesnik como las nuevas propietarias de la franquicia de su empresa que trabajará en nuestra ciudad en su nuevo local de calle Uruguay 755. LINK aprovechó la oportunidad para conocer un poco más del fascinante mundo de las franquicias.

Verónica Colesnik - Marcel Burgos - Yessica Svedov y Romina Bravo

– ¿Desde cuándo en el rubro del calzado?
Burgos- Nosotros arrancamos en el 2000 con el rubro calzado. Comenzamos en Montevideo, somos de ahí, producíamos zapatos que comercializábamos directamente en las ferias de Montevideo, particularmente en Tristán Narvaja. Al año siguiente comenzamos a participar en la Expo Prado, que es un evento muy importante del país. Luego comenzamos a participar en eventos en el interior, como por ejemplo venir a la Expo Salto, también estábamos en la Semana de Lavalleja en Minas, en la Patria Gaucha de Tacuarembó. Es así que recorrimos todas las ciudades y todos los departamentos, fue cuando empezamos a hacer un mix departamental de la propuesta que teníamos, con ofertas de productos y también propuestas de clientes.

En 2003 abrimos nuestro primer local en una expo feria en el centro de Montevideo, luego hicimos una apertura en cadena al estar en todas las expo de Montevideo, y en 2005 tomamos la decisión de salir de las expo para crecer hacia afuera con una mayor propuesta comercial. Así abrimos nuestra tienda en Minas, que fue el primer local que abrimos por afuera de las expo, y después abrimos Piriápolis. Junto con ellos comenzamos la expansión en el interior, también en Montevideo. Por el año 2008 abrimos Maldonado, por el 2010 Colonia, llegando al 2014 que fue cuando abrimos Salto. Desde ese momento estamos presente en casi todos los departamentos, excepto los que son frontera con Brasil, después en los demás estamos en todos.

Tenemos una propuesta comercial que abarca un producto femenino en un calzado de cuero, en su mayoría de industria nacional, trabajando mucho con la horma del producto y el diseño para tratar de estar siempre en la tendencia y en la actualidad con lo que tiene que ver la moda, pero a su vez que sean zapatos extremadamente cómodos.

– ¿Habla de elaboración propia?
– Sí, exactamente. Tenemos la parte de producción, donde es muy importante el hecho tanto de la calidad del cuero como de la calidad de la mano de obra, que es fundamental para el producto que hacemos.

– Esta apuesta a buscar la expansión de la empresa al interior del país, ¿se dio a través del sistema comercial de franquicias?
– Así es. Hoy soy el presidente de la Cámara Uruguaya de Franquicias, pero en el momento en que empecé a franquiciar ni sabía qué era una franquicia (risas), esa es un poco la realidad, y los franquiciados se transformaron en un gran aporte de valor a lo que tiene que ver la cadena de productos. A nosotros la implementación de la marca en todo el país se dio porque otras personas también apostaron a que era válido el modelo de negocios.

El sistema de franquicias genera un poco eso. Hoy conociendo más el sistema, estamos celebrando que el modelo de negocios de Salto pasa a ser una franquicia, lo que para nosotros es realmente importante porque eso permite que haya otro dueño adentro del negocio, que junto a un equipo que ya estaba extremadamente experimentado, le dé un aporte de valor desde otro lado al modelo y al negocio. También el acercamiento a lo que es la sociedad de Salto, y en base a ello poder trabajar de una manera aún más en cercanía.

– ¿Cuáles son las ventajas para MARCEL CALZADOS expandirse al resto del país a través del sistema de franquicias?
– Tiene varias ventajas, una tiene que ver con la inversión que se genera, en este caso, en forma compartida porque la persona que invierte en una franquicia también lo hace en parte del modelo a desarrollar adentro de la ciudad. Toma mucho más valor con el tema de cercanía con la sociedad que recién le comentaba. O sea, una cosa es manejar un local a 500 kilómetros de distancia, como se maneja desde Montevideo, y otra cosa es tener al dueño presente en un local, en una empresa donde regularmente hace que el modelo de negocios varíe de acuerdo a las circunstancias donde está la localidad del negocio. Eso permite que la fluctuación sea mayor y que permita moverse rápidamente ante una situación determinada.

– ¿Es de franquiciar el empresario uruguayo?
– El modelo de franquicias es un modelo muy americano, que tiene ya muchos años en la plaza y donde hoy todas las empresas que crecen en el mundo, crecen bajo el modelo de franquicias. Hoy es uno de los pilares fundamentales en los PBI de los países. El 80% de las empresas que desarrollan el modelo de franquicia en Uruguay son extranjeras, el 20% local. Son muy pocas las empresas uruguayas que se han expandido al mundo a través del modelo, pero las hay. Podemos hablar de Lolita, de Zenit, y otras empresas. También hay muchas empresas internacionales que se han desarrollado a nivel local con un master franquiciado uruguayo, como por ejemplo una marca de gimnasia de Portugal, en su momento McDonald’s, que también fue una franquicia local con Oppenheimer, que fue el que dio un poco el puntapié de las franquicias en Uruguay.

El modelo es extremadamente exitoso, y poco a poco en Uruguay el empresariado va tomando conciencia de él y se va desarrollando bajo ese modelo. A veces bajo el modelo de franquicias, a veces bajo el modelo de licencias, que está bastante emparentado con el modelo de las franquicias.

La Cámara Uruguaya de Franquicias ha tenido un crecimiento muy importante, tanto en marcas como en calidad de afiliados como también en exposiciones que hemos tenido. La Cámara se fundó hace doce o trece años, la fundó Gabriel Grasiuso, que fue otro de los propulsores del sistema. Hoy es secretario general de la FIAF (Federación Iberoamericana de Franquicias), que une Hispanoamérica, tanto Portugal como Sudamérica, con México, por ejemplo. Es muy importante resaltar el hecho que hoy la secretaría general de la FIAF esté en manos de Uruguay, lo cual toma mucho valor porque expande a Uruguay hacia la región y hacia el mundo.

Ni hablar de Carlos Lecueder, otro gran propulsor, porque también los shoppings están nutridos de tiendas que la mayoría son franquicias internacionales o franquicias locales. Muchas veces para los shoppings interdepartamentales, como es el caso de Salto, de Paysandú, de Mercedes, de Colonia, encontrar una pata local hace que el negocio tenga mayor factibilidad de funcionar. Entonces, el hecho de transformar ese shopping en un modelo de franquicias ha dado un muy buen resultado.

– Imagino al empresario o comerciante local que para no comenzar de cero, lo mejor podría ser una franquicia con una marca que le da garantía de éxito probado…
– La franquicia es un gran paraguas que nos ayuda en momentos de no entender el 100% lo que es el modelo de negocios, el Know How de una marca que ya ha probado y es replicable, algo que es muy importante, porque puede haber un modelo de negocios que está probado y es espectacular. Pero si depende que el dueño, el creador, esté 100% atrás del negocio, quizás que ese modelo no sea replicable. Cuando encontrás un modelo que ya ha sido probado y que es bueno y replicable, o sea que ese modelo se lo puede extraer y replicar en otro lado, aunque no estén las mismas personas atrás, eso le da un valor determinado que es mucho mayor y mucho más factible que el éxito sea durante un tiempo mucho más prolongado. De por sí hay un estudio sobre que las franquicias regularmente perduran más del triple de una empresa creada de cero. Eso indudablemente al momento de invertir toma valor.

– ¿Cuál será el siguiente paso comercial de MARCEL CALZADOS?
– Desde la pandemia hemos dado muchos pasos por adelantado, por ejemplo, en lo que tiene que ver con la parte digital con el contacto con el cliente. Nuestro próximo paso es la digitalización. Nosotros tenemos un software que permite mucha lectura con lo que pasa adentro del negocio. El fruto está hoy en la inteligencia artificial, en cómo desarrollar que esa relación con el cliente, pasando por la mano de una persona que será la última y quien esté en el punto de venta, permita el hecho de generar una relación con el cliente mucho más acertada. Siempre digo que si tenés un cliente, que dejás de verlo como una bolsa de clientes y pasás a mirarlo en forma individual, es mucho más factible tener una relación de cercanía al momento de pasar una propuesta atándose a promociones de precios como una oferta de productos. Ese es el paso en el que estamos.

– ¿Cómo es para ustedes hacerse cargo de la franquicia de MARCEL CALZADOS?
Svedov- La idea que teníamos en principio era emprender o incursionar en algún sector de inversión. No teníamos algo específico hacia dónde, aunque sí sabíamos que sería algo relacionado a la moda, indumentaria, podría ser calzados. Hasta en un momento pensamos en inclinarnos por el rubro del Hogar y los muebles. Pero estuvimos hurgando por internet viendo las oportunidades que podíamos encontrar y pensando dónde poder invertir. Nos contactamos con Alexei Yaquimenko de Svet (empresa dedicada a formular el modelo de franquicias).

La idea de la franquicia es el hecho de que no nos dedicamos propiamente al negocio, tenemos cada una nuestra profesión, pero lo que nos daba un poco de tranquilidad en invertir en una franquicia, es que tenemos el respaldo de una empresa que ya está instalada, que tiene una trayectoria de trabajo y que en este proceso que estamos iniciando, tenemos a quien llamar y pedir asesoramiento. De todas formas, el negocio viene como esquemáticamente ya armado, evidentemente somos nosotras la que lo tenemos que trabajar y llevar adelante, pero nos gustaba un poco la idea de cómo viene armada la empresa.

Nos fuimos entrevistando con varias empresas hasta que conocimos específicamente a Marcel, nos encantó la propuesta, nos encantó la empresa, nos gustó la manera de cómo trabajan, que todas las supervisoras y las empleadas nos decían, «esto es como una familia», y en verdad lo vimos así. Es por eso que nos animamos a dar ese paso, y tenemos claro que el dinero que hemos puesto ha sido muy bien invertido, además de tener la tranquilidad que te brinda llevar adelante una franquicia, que tenemos claro que no es lo mismo que arrancar un negocio de cero, de ver dónde ponés el negocio, qué inversión hacés, dónde comprás, cuándo vendés, cuándo hacés una liquidación. Todo lo que implica, que es mucho más de lo que uno se imagina.

Después que estás del otro lado, que entrás a ver cómo funciona la empresa y cómo es el negocio, empezás a darte cuenta que no solo es cuando pasás y ves la vidriera, sino que todo lo que está armado tiene un pienso, tiene un trabajo importante atrás y que nosotras en este momento estamos iniciando este proceso. Pero en este camino que hemos comenzado, lo que más nos gustó en esta empresa en particular, es la tranquilidad que tenemos y que nos transmitieron desde el día que conocimos a Marcel y a su familia y a todas las personas que trabajan en los diferentes sectores, y finalmente el respaldo que se tiene a la hora de invertir en una franquicia.

Burgos- Un tema nada menor que consideramos muy importante, estamos hablando de dos mujeres jóvenes que al momento de emprender ven en la franquicia el paraguas que cubre esa inversión. Tema que es muy importante es la equidad que genera la franquicia al momento de generar igualdad de condiciones y donde la mujer toma un rol preponderante dentro de la adquisición de franquicias.

En MARCEL CALZADOS el 99.9% de quienes lo integran son mujeres. Soy el único hombre, las demás son todas mujeres. Y también desde el rubro franquiciados, sin ser un franquiciado que es Diego de Florida, las demás son también todas mujeres. Es importante hacer notar eso, cómo se ha movido el modelo de negocios liberando el tema de la equidad y generando cada vez vínculos más constructivos de la relación con la mujer.

Fuente: http://www.diarioelpueblo.com.uy/especialessemanales/marcel-calzados-inaugura-una-nueva-etapa-en-salto-a-traves-de-la-franquicia-como-modelo-de-negocios.html

Abrir chat