Si una franquicia tiene el interés de adquirir en arrendamiento un local, el inversor tiene que saber qué busca para ofrecerle el mejor concepto.

Desde hace un tiempo el negocio de la franquicia viene creciendo y Uruguay no es ajeno a esto. Los mercados están sufriendo una transformación donde las empresas son las mismas pero en muchos locales debido al crecimiento de franquicias. Es por ello que el mercado se polariza y la franquicia cumple un rol fundamental.

Ahora bien las franquicias llevan en la mayoría de los casos la necesidad de un local con buena ubicación, visible y que potencie la marca que se va a establecer. En ese sentido se piensa que las franquicias van a shopping cuando en realidad la gran mayoría van a locales comerciales a pie de calle.

Así que existiendo oportunidades, si estás pensando en poner en arrendamiento un local para las franquicias, deberías saber que priman una serie de aspectos.

Mucha información
Características: una franquicia ya viene con el pedido de un metraje mínimo, con condiciones para el franquiciado de alquiler, visibilidad, etc; lo que hace que si el local cumple esos requisitos, su local es ampliamente apetecible.

Área de influencia: una franquicia siempre busca la sinergia con su mercado meta y con la competencia. La franquicia conoce muy bien sus clientes, el nivel adquisitivo, sus costumbres de consumo pero también analiza minuciosamente la presencia de competidores, negocios complementarios, concentración de empresas y actividad económica en la zona elegida que puedan ejercer una influencia positiva o negativa.

Local a pie de calle: En el mundo las grandes superficies como por ejemplo los shopping se están transformando en espacios de ocios, espacios de entretenimiento, turístico o cualquier otro centro susceptible de generar tráfico en el área. En Uruguay se suma que existe un valor llave de acceso al shopping que muchas veces hace de filtro para el ingreso del franquiciado. Así que es importante la posibilidad de un local visible y accesible economicamente.

Tránsito en la zona: a una franquicia no le interesa el flujo automotor (aunque es importante), ya que un franquiciado puede operar en una zona delimitada. Analiza quienes pasan por delante, a qué horas lo hacen y con qué motivo y ofrécela a una franquicia.

Ventajas subjetivas
Una vez que usted le arrienda a una franquicia, usted obtendrá ventajas subjetivas que no pasa con otras empresas o emprendedores.

Contrato: El contrato de una franquicia es en promedio de cinco años, lo que hace que por cinco años un franquiciado tiene que estar operando en dicho local.

Prestigio: Hoy en día existen locales vacíos que se conocen por la marca anterior, por ejemplo «es el local donde estaba tal marca», «ahí funcionó muy bien tal marca» entonces la marca de una franquicia que se posiciona en su local revitaliza el valor si en un futuro no quiere estar ahí.

Disminución de riesgos: las franquicias tienen contemplados en el flujo de caja el pago y esfuerzo del arrendamiento lo que minimiza los riesgos de emprender de cero y tener el riesgo del pago del arrendamiento.

La transformación: estamos viendo ejemplos de multifranquiciados, es decir de personas que adquieren una franquicia y para el local de al lado buscan un negocio complementario (Gastronomía – Heladería) o de forma vertical donde una persona que adquiere una franquicia para cierto territorio, adquiere la misma franquicia para otro territorio. 

Abrir chat