La construcción de la nueva planta de celulosa despierta el interés de compañías que buscan instalarse en Durazno y Tacuarembó para capitalizar el crecimiento de la zona, aunque todavía son cautelosas

El proyecto de la segunda planta de celulosa de UPM y sus obras anexas avanzan a buen ritmo y se estima que la fábrica esté operativa en el segundo semestre de 2022.

El impacto esperado de la segunda planta de UPM en el Producto Interno Bruto (PIB) uruguayo es del 2,5% en cuatro años y se espera que la demanda de mano de obra alcance a 3.000 personas sobre fines de este año. En este contexto, múltiples empresas de Montevideo ven en el centro del país una oportunidad para desplegar sus negocios, así como también empresarios de Durazno Tacuarembó, que se animan a emprender impulsados por el movimiento de UPM.

Entre los negocios anunciados quizás el más significativo en términos de inversión sea el Hotel Midland Paso de los Toros, un establecimiento cinco estrellas para el que se estima una inversión de US$ 12 millones.

Sin embargo, otras empresas se han instalado en ambos departamentos en el último tiempo y otras aún planifican cómo hacerlo. Entre las principales limitantes señaladas por los empresarios que aún no han concretado las inversiones, están por un lado la falta de locales comerciales en el centro de Durazno, la llegada de la pandemia en marzo y el hecho de que los precios de los inmuebles han duplicado su valor en el último año y medio.

Una de las posibles inversiones en Paso de los Toros podría llegar de la mano de Ta-Ta, que busca abrir una sucursal en esa ciudad. Según indicó una fuente del supermercado, «efectivamente existe la intención de abrir una sucursal en la zona, los tiempos dependerán de los trámites de permisos, proceso de construcción y colocación de equipamiento».

Tranquera, Pimentón, Chic Parisien, Guapa, Allie y Mosca son algunas de las empresas que se han instalado en Durazno

La empresa de indumentaria Tranquera ya abrió un local en el centro de Durazno y, según indicó su director Robert Bentancor, la decisión de apostar por esa ciudad se debió a la «expectativa muy grande» que hay con el departamento. «No podíamos darnos el lujo de no tener un local en el centro del país. Va a haber un movimiento muy grande y la planta de UPM ayuda», explicó.

Pimentón es otra de las empresas que abrirá un local en Durazno en las próximas semanas. Según explicó el gerente de franquicias de la marca, Brandon Bonomo, también los motivó el movimiento de la ciudad debido a UPM.

De acuerdo con Nicolás Rodríguez, de la Inmobiliaria Durazno, «solo quedan dos locales disponibles» en la peatonal de la ciudad (el lugar más céntrico) y señaló que hoy por uno de esos inmuebles de 150 metros cuadrados, se piden $ 75.000 mensuales cuando hace cuatro años valía $ 40.000. «El aumento en la demanda de locales comerciales se debe a UPM. Durazno se viene aprontando hace tiempo para este movimiento», dijo el empresario.

En este sentido, Rodríguez indicó que la empresa de indumentaria «pionera» en instalarse en el centro de Durazno fue Chic Parisien, seguido de Guapa Allie en el último año. La papelería Mosca abrió en los últimos dos meses. Asimismo, dijo que la compañía de equipos informáticos Office 2000, que está en Montevideo y en otros cuatro departamentos, «está buscando ingresar» al mercado de Durazno «pero todavía no ha podido».

Algo similar le ocurre a la empresa de empanadas Don Pedro que, según contó su propietario, Andrés Klappenbach, decidió instalarse en Durazno por la planta de UPM pero no consigue un local comercial. «La demanda de locales es mayor, vemos un futuro y mucho trabajo en esa zona, pero cuesta entrar», dijo.

La compañía de soluciones en limpieza Chaman se instaló en Durazno hace ya un año y medio y planea hacerlo ahora en Paso de los Toros. Según su director, Matías Mezzottoni, el movimiento que ya se comenzó a ver por UPM provocó un aumento de entre el 15% y el 20% en la facturación en esa zona. «Nos instalamos ahí por UPM y la facturación de ese local se multiplicó por cuatro, pero sabemos que nuestra estabilidad dependerá de si en dos años se convierte en una ciudad fantasma o no», señaló.

Para Alexei Yaquimenko, titular del Estudio SVET, «hay empresas apetecibles» de instalarse en la franja Durazno,-Tacuarembó-Florida, pero dijo que por el tamaño del mercado en Paso de los Toros «no es rentable» para algunas franquicias. Por eso destacó «el movimiento muy grande» que ha tenido Durazno, aunque advirtió sobre la falta de locales comerciales principalmente para el rubro gastronómico.

Desde la Dirección de Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Tacuarembó, Walter Mederos indicó que la principal barrera es el precio de los alquileres y señaló que si bien hay un aumento en la concreción de los negocios «es muy cauta, porque se sabe que puede ser un efecto temporal durante tres o cuatro años como mucho».

Fuente: https://www.elpais.com.uy/el-empresario/impulso-upm-empresas-centro-pais-quieren-aprovechar.html

Abrir chat