¿Cómo mejorar el compromiso y la buena relación con los franquiciados? ¿Qué cambios se están dando con los consultores de campo? ¿Cuáles son los nuevos consejos en materia de perfil de franquiciados? 

La Convención IFA es el mayor encuentro del mundo en materia de franquicias. En esta oportunidad se realizó en Orlando (EE. UU.) y asistieron 4000 personas entre franquiciantes, franquiciados y proveedores. Estudio Canudas, como representante argentino de Front Consulting International (FCI), es miembro de la International Franchise Association y pudo acceder a los distintos temas tratados. 

Destacamos cuatro puntos importantes:

  1. Crear una relación de confianza y transparencia entre franquiciante y franquiciado. 

Uno de los temas que más llamó la atención fue el del compromiso y el relacionamiento con los franquiciados. A medida que mejora la comunicación, mejoran el compromiso y los resultados a los objetivos comunes.

Por ejemplo, comunicar a los franquiciados hacia dónde va la red y entender cuáles son sus verdaderos problemas, y ayudar a solucionarlos de forma transparente. A medida que se vaya ganando esa confianza, el franquiciante puede empezar a trabajar con ellos en grupos o formando comités de franquiciados, o generando la figura de franquiciado mentor:

2. Crear la figura de  franquiciados mentores

Eligiendo a los franquiciados con mayor conocimiento y expertise en ciertos temas que serán referencia del resto de la red. Es muy importante porque es un franquiciado hablando con otros colegas acerca de sus mejores prácticas. Es un nuevo paradigma en el franchising, un franquiciado liderando a otros franquiciados a través de una mentoría. 

3. La consultoría de campo debe brindar apoyos diferenciales. 

Este punto destaca la evolución del rol de los consultores de campo (mal llamados “supervisores”), la cual se manifiesta en una mejora en la asistencia a la red.

Por un lado, diferenciando a los distintos estadios de los franquiciados; ya que algunos sólo tienen un solo local, y otros tienen varios. Es decir, no resulta conveniente atender a todos por igual, y sí diferenciar las asistencias según la cantidad de locales que posean. Un franquiciado con un solo local tiene necesidades muy distintas a los franquiciados que tienen varios, pues los últimos  cuentan con otro nivel de madurez. 

Por otro lado, convirtiendo la figura del  consultor de campo a la de  coach y mentor, ayudando al franquiciado a obtener mejores resultados. Así como (de ser posible), brindar especificidad a la consultoría de campo la hará mucho más eficiente. Por ejemplo, un consultor comercial es muy diferente a un consultor de operaciones, ya que el primero trabajaría más sobre las ventas y cómo mejorarlas; y el segundo, en la gestión del día a día con respecto a cuestiones financieras, temas relacionados con la gestión de stock, etc.

4.  Selección de  franquiciados. 

En este sentido, se destacó la importancia de que el franquiciado esté alineado con la misión, visión, valores y cultura de la compañía, donde la identidad corporativa sea compartida. Esto mejora la comunicación y obviamente los resultados. No tiene mucho sentido incorporar franquiciados con buen capital o que quieran adquirir varias franquicias, si no tiene nada que ver con su cultura y valores. La importancia del perfil del franquiciado es fundamental para el compromiso posterior. Aconsejan valorar las competencias emocionales de sus futuros franquiciados y ver si están alineadas con la cultura de la marca. 

Como siempre decimos en Estudio Canudas “…franquiciados bien asistidos y que mantienen buenas relaciones con el franquiciante, se sentirán comprometidos con la marca”. 

El presente artículo fue escrito por el Cr. Carlos Canudas de Estudio Canudas, miembro representante de Argentina y Bolivia de Front Cnsulting International, la red más grande de consultores de franquicias de Iberoamérica y del cual Estudio Svet es el miembro uruguayo. 

Abrir chat